Con Amor y Pasión, Daniel y Rosario siempre al Frente

Por: Juan Maltés
Thursday 1 de December 2016
Con Amor y Pasión, Daniel y Rosario siempre al Frente

Vimos a la Policía Nacional evacuando. Vimos al Ejército de Nicaragua evacuando. Vimos a los comités municipales evacuando. Vimos activarse instantáneamente los refugios a través de todo el país para salvar vidas. Vimos al SINAPRED activarse. Vimos a la Cruz Roja y las brigadas ciudadanas haciendo labores de prevención y al frente de este gigantesco y extraordinario equipo, el reelecto Presidente Constitucional de Nicaragua Daniel Ortega y la Vicepresidenta Electa de Nicaragua Rosario Murillo.

Trabajando hombro con hombro con el pueblo, Daniel y Rosario, al frente de ese gigantesco equipo, lograron derrotar al poderoso huracán OTTO en el Atlantico y al mismo tiempo, en el PACIFICO al también poderoso terremoto de casi siete grados en la escala Richter. Todo gracias a esa unidad y también gracias al amor por la vida de los nicaragüenses, mostrado por nuestros gobernantes, no hubo ni una sola víctima mortal.

Con Daniel y Rosario al frente, el Gobierno Sandinista desplegó toda su experiencia en el enfrentamiento a las multiples amenazas al asumir el reto del huracán OTTO, el terremoto y un posible sunami producto del poderoso sismo. Gracias a Dios la alerta de sunami fue suspendida.

La orden de nuestros gobernantes fue de salvar las vidas de los nicaragüenses, y por eso, de norte a sur y de este a oeste toda la Patria estuvo resguardada en los refugios salva-vidas y por nuestro Ejército y la Policía Nacional.

Es cierto que con Daniel y Rosario al frente de esa emergencia nacional desplegaron toda su experiencia, pero también hay que dejar constancia de que, como siempre, en cada movilización a favor del pueblo, nuestros gobernantes dejan su corazón, su pasión y estuvieron ahí, al frente, junto al pueblo para que no les faltara nada.

Pero también hay que ser francos, el pueblo se integra a la lucha por la preservación de la vida, porque sabe que tiene el respaldo del reelecto Presidente de Nicaragua Daniel Ortega y la Vicepresidenta Electa de Nicaragua, la poeta e intelectual Rosario Murillo.

En conclusión, ni muertos ni heridos dejaron esos terribles fenómenos naturales, todo gracias a las prevención y a las prácticas que viene desarrollando desde hace varios años el Gobierno Sandinista.

Esas prácticas y esas prevenciones dieron una vez más excelente resultados, pues el pueblo ya sabe hacia dónde movilizarse cuando hay una emergencia como la sufrida en estos días.

Pero, como siempre, salió el tristemente diario La Prensa, el detractor mayor, el que odia al pueblo, porque a ese periódico le hubiese gustado que hubieran ocurrido muchos muertos para después atacar al gobierno.

Un ejemplo de la manipulación que hizo el diario La Prensa con esa tragedia, es que informó que “miles de nicaragüenses” que viven en San Juan de Nicaragua se habían trasladado a Costa Rica “porque en ese país había más seguridad”. Esa noticia resultó ser TOTALMENTE FALSA, pues los nicaragüenses se quedaron en los refugios seguros de su país y más bien los costarricenses se trasladaron a Nicaragua, después que el huracán OTTO atacara con fuerza descomunal a nuestro vecino del sur, dejando destrucción y muerte.

Y en su intento fallido de falsear los hechos producto de estos terribles fenómenos de la naturaleza, el diario La Prensa, representante y jefe de la derecha más retrograda de Nicaragua, se atrevió a decir que no era necesario declarar estado de emergencia en Nicaragua, cuando la realidad palpable es que OTTO ya estaba haciendo destrozos y causando muertes en Panamá y después se ensañó con Costas Rica y también en Nicaragua con más de 700 viviendas destruidas.

Ese es el diario La Prensa y sus adláteres con su consigna: desvirtuar, mentir, mentir y mentir. Ya casi nadie le hace caso en Nicaragua y la empresa privada se distancia cada dia más de ese periódico al comprobar que solamente llama a la violencia en un país como Nicaragua, donde la violencia ya fue enterrada para siempre por el Gobierno Sandinista.

Mientras tanto, ahí van Daniel y Rosario conduciendo el Barco Insignia de la Revolución Sandinista, durante los próximos cinco años por mandato exclusivo del pueblo nicaragüense.

Así es. Así será.