Zidane mueve el banquillo

Agencias
Por: Agencias
Tuesday 3 de January 2017
Zidane mueve el banquillo

El campeón del Mundo y de Europa posee estas coronas gracias a una plantilla envidiable. Ningún equipo, ni siquiera el Barcelona, presenta el banquillo soñado que disfruta Zidane. El francés utilizará más que nunca a nueve futbolistas que son reservas en su esquema y que serían titulares en cualquier otro club: James Rodríguez, Isco, Asensio, Morata, Mariano, Nacho, Danilo, Pepe y Kiko Casilla. Nueve internacionales con un precio de mercado que abarca desde los 80 millones que valen Morata y James hasta los siete que costaría Kiko Casilla, pasando por los 60 que ofrecieron por Isco, los 40 que cuesta Asensio, los 30 de Mariano, los 25 que tasan a Nacho y Danilo, más Pepe, que a sus 33 años no tiene precio al poder marcharse libre en junio, aunque su caché era de 45 millones de traspaso hasta hace dos años.
Los nueve jugadores que no son titulares en el conjunto blanco suman un valor total de mercado de 347 millones, cifra superior a dieciocho presupuestos de Primera.

Son nueve hombres que desde mañana, frente al Sevilla en Copa del Rey, serán protagonistas a lo largo de cuarenta días en los que su entrenador espera disputar doce encuentros.

El marsellés ha planificado un reparto de desgastes que incluye las semifinales de Copa, que se dirimirán en las dos primeras semanas de febrero. «En el Real Madrid solo se piensa en ganar, no se hacen cálculos en la derrota», advierten los profesionales del club.

Sin parar hasta el Nápoles
El técnico francés apostó por las rotaciones constantes en el Real Madrid a partir de marzo de la pasada temporada, cuando comprobó que varios de los supuestos reservas rendían mejor que algunos titulares. Casemiro, Pepe y Lucas pasaron entonces a tener mayor protagonismo.

Los nueve suplentes valen 347 millones, cifra superior al presupuesto de 18 clubes de Primera
Diez meses después, el entrenador del líder da una vuelta de tuerca más a su exitosa filosofía de los cambios continuos. El «planning» que ha pergeñado a medio plazo subraya que disputará un partido cada setenta y dos horas, en un cómputo general de trece encuentros en 45 días, hasta el 15 de febrero, fecha en la que reaparece en la Champions frente al Nápoles. Seis de esos trece envites son las esperadas eliminatorias de octavos de final (frente al Sevilla), cuartos de final y semifinales. Otros seis son las jornadas de Liga ante el Granada, el Sevilla, el Málaga, la Real Sociedad, el Celta y el Osasuna. Y el decimotercero es el duelo de ida de Copa de Europa ante el cuadro napolitano.

Dará partidos a los nueve
El grupo de nueve reservas más cotizado del fútbol perderá su condición de suplente en un periplo que se estrena mañana ante el enemigo más duro, el Sevilla, adversario en tres compromisos en el espacio de once días. Ramos se ha unido a Bale, Lucas y Kovacic en el capítulo de ausentes y Zidane medita una alineación para este miércoles con Nacho como central y James o Isco en el lugar de Lucas.

El sábado, ante el Granada, otros cuatro reservas internacionales pueden ser protagonistas. Morata, Asensio, Pepe y Danilo esperan jugar en los puestos de Benzema, James (o Isco), Varane y Carvajal. Ramos está sancionado y tampoco jugará el sábado. Mariano, que ha decidido continuar en la plantilla y no aceptar una cesión que le diera partidos completos, será el arma de urgencia para cualquier encuentro que se complique. Y serán difíciles muchos. Es el «nueve» nato del plantel para solucionar crisis.

«Cuento con todos»
La incógnita es cuando recibirá minutos Kiko Casilla. Zidane no ha decretado que sea el guardameta para la Copa del Rey. Es posible que juegue algunas jornadas ligueras. Medita alinearle ante el conjunto granadino como primera cita.

«Está claro que a la hora de la verdad hay un once titular», indica el jefe, Zidane, «pero yo cuento con todos los jugadores, hago rotaciones para mantener al equipo fresco físicamente y para mí no hay reservas. El que se lo merece, tiene minutos».

Es la importancia de estos teóricos suplentes la que concita el morbo de la puesta en el mercado de varios de ellos cada verano. James,Isco y Nacho lideraron el interés de muchos clubes en julio del año pasado. La Roma quiso al central madrileño. Los dos centrocampistas rechazaron ofertas porque decidieron quedarse un año más. Ahora, Isco y James vuelven a ser noticia. Luchan por ser titulares, codo a codo. Y quieren demostrar su nivel durante los próximos seis meses para obtener más minutos y decidir después si se quedan o si aceptan una propuesta donde demostrar mejor sus aptitudes. Hay un hecho evidente: Casemiro, Modric y Kroos se han ganado el puesto. Ambos pueden aspirar a participar en más partidos. Compiten entre ellos. Y Asensio les acecha como tercera opción en la reserva.

Nacho ha solicitado jugar más y ha recibido esa consideración en los últimos tiempos. Internacional consolidado con Julen Lopetegui como seleccionador, el canterano fue titular en el Mundial de Clubes y ha confirmado que tiene nivel para suplir a Ramos o Varane. Compite por Pepe por ser el tercer central.

Los duelos internos entre ellos, alimentado por el responsable del plantel, suscitan un mejor rendimiento de todos, incluidos los titulares. Mariano presiona a Morata y a Benzema. Nacho pelea con Pepe. James, Isco y Asensio pujan por entrar en el centro del campo o en el ataque como tercer punta falso.

Es un combate que también libran Kovacic y Lucas Vázquez, ahora lesionados, que ampliarán esta lista del banquillo de oro, como cabezas de serie, a partir del 15 de febrero. A Zidane le encanta este once «B». Es el apoyo necesario para ganar los títulos.