Muere Mary Tyler Moore, «la chica de la tele»

Por: ABC
Wednesday 25 de January 2017
Muere Mary Tyler Moore, «la chica de la tele»

La actriz ganadora de seis premios Emmy y tres Globos de Oro, Mary Tyler Moore, ha muerto este miércoles a los 80 años, tal y como ha informado un representante. Lo hizo en compañía de amigos y su esposo, el Dr. S. Robert Levine, ha asegurado su representante Mara Buxbaum en un comunicado que recoge Reuters.

De joven fue «La chica de la tele». Y no solo con comillas. Es una de las mujeres más importantes de la historia de la televisión. Fundó con su marido MTM Entrerprises en 1969 para producir «The Mary Tyler Moore Show», que aquí se llamó «La chica de la tele», y tener poder de decisión sobre la sitcom. Aunque su carrera empezó en la televisión, a partir de «El show de Dick Van Dyke» (a quien llamaban Penis Von Lesbian) se dedicó al cine. Era reacia a volver a la tele así que para hacer la sitcom de periodistas puso la condición de manejar la producción.

De «La chica de la tele» se derivaron varias series. Era una época en la que aquí no decíamos spin off (ahora procuramos no decirlo tampoco). De ahí salieron «Rhoda», con Valerie Harper, y «Phyllis», con Cloris Leachman (los dos personajes y las dos actrices salidas de la serie original).

Con todo, la más importante de las producciones derivadas fue «Lou Grant». Lou era el jefe de Mary Tyler Moore. Al acabar la comedia, se supone que todos fueron despedidos de la cadena en la que trabajaban y Grant se marchó a California como editor de «La tribuna de Los Ángeles», un periódico cuya dueña era la señora Pynchon, también inspirada en Katherine Graham, la editora viuda del «Washington Post» (y un poco en Dolly Schiff, del ‘New York Post’). La señora Pynchon estaba interpretada por Narcy Marchand, que luego haría de Livia Soprano. MTM también era la productora de «Lou Grant». Y años más tarde, lo fue, entre muchas otras, de «Canción triste de Hill Street». Pocas bromas. La compañía se vendió en 1990 y en 1998 cesó su actividad.

En «Lipstick Jungle» era la madre de Brooke shields, Su cara era irreconocible pero seguía siendo la chica de la tele.

A pesar de que su fama procede del medio catódico, filmó una docena de películas entre las que destacan «Millie, una chica moderna», con Julie Andrews, del director de «El golpe», y «Gente corriente» (de Robert Redford), en la que interpretó a la mujer de Donald Sutherland, papel que le valió su única nominación a los Oscar en 1981 y un Globo de Oro a mejor actriz de comedia.