Managua iniciará estudios para construir Plan Maestro de Escorrentías Superficiales

Raúl Lenin Rivas
Friday 17 de February 2017
Managua iniciará estudios para construir Plan Maestro de Escorrentías Superficiales

Un aproximado de 1.2 MDD es el financiamiento que ha dispuesto el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para la ejecución del estudio que permita concretar el Plan Maestro de Escorrentías Superficiales de la ciudad Managua, según se dio a conocer la mañana de viernes por autoridades de la comuna capitalina.

“Hemos empezado con el apoyo del BID, se ha contratado una consultora internacional que estará junto con los especialistas de la Alcaldía de Managua y especialistas de las instituciones de nuestro Gobierno trabajando, a lo largo de los próximos seis - siete meses, una propuesta que nos va a permitir tener un instrumento de planificación para poder enfrentar los desafíos que tenemos en el mundo de hoy”, expresó el Secretario General de la Alcaldía, Fidel Moreno Briones.

Moreno detalló que este Plan será un instrumento que permitirá solucionar, de manera científica, los problemas de drenaje de la capital, donde se registran anualmente precipitaciones superiores a los 2 mil mm, soluciones que se podrán desarrollar con los recursos disponibles y de acuerdo al ambiente, la realidad social y económica de Managua.

El funcionario de la comuna explicó que el Plan contempla dos desafíos puntuales para los cuales también se ha solicitado el respaldo del BID, los que consisten en contar con ingeniería a detalle que lleven a la construcción de dos cauces interceptores que desvíen las aguas pluviales impidiendo que estas caigan en las lagunas de Asososca y Tiscapa, trasladándolas a otros sitios más seguros para la ciudad.

“Son parte de los alcances de este proyecto (Plan Maestro), y esto nos va a llevar a desarrollar inversiones, una vez que tengamos los diseños finales vamos a estar desarrollando las inversiones en al año 2018-2019”, añadió.

El secretario aseguró que el Plan Maestro de Escorrentías va de la mano del Plan de Ordenamiento Territorial de Managua que se desarrolla con el apoyo del Pueblo y Gobierno de Japón.

“Este es para nosotros un programa emblemático, se encuadra dentro lo que ha sido el Plan Maestro para una Managua sostenible y este tema de las escorrentías creo que es un componente fundamental para ese plan, porque prevé algo que es de suma importancia, mitigar los impactos que pueda tener en la ciudadanía, en la población y en sus activos. Creo que son cosas muy importantes, preservar el bienestar de la población y también proteger todos los activos que le ha costado tanto esfuerzo y recursos a la población y al país, poder contar con ellos en lo que ha sido esta aceleración del crecimiento de la ciudad de Managua y el país”, manifestó el representante del BID en Nicaragua, Carlos Melo.  

Para Melo, la participación del BID en este proyecto es un reconocimiento al trabajo que se ha venido desarrollando desde las distintas instituciones para hacer de Managua una ciudad sostenible, como la revitalización del centro histórico, promoviendo la vivienda, las áreas verdes y actividades comerciales.

“Creo que realmente nos trae este momento un mayor compromiso, que es poner todo conocimiento y nuestras energías a disposición para poder realmente hacer que este plan y este trabajo que estamos haciendo resulte más efectivo”, apuntó.

Rodrigo Caro Cordero, Director técnico del proyecto y gerente de Amec Foster Wheeler, empresa encargada del estudio, declaró que se implementará la mejor técnica e ingeniería para plantear un documento de planificación de largo plazo a fin que el Plan Maestro se convierta realmente en hoja de consulta para todos los proyectos que se vayan materializando y vayan en la dirección correcta.

“Pensamos que al final del plan maestro vamos a tener definida una estrategia general de gestión de riesgo, porque van a seguir ocurriendo ciertos eventos de gran magnitud, la compatibilización de los resultados del Plan Maestro con los otros planes de desarrollo, el desarrollo de una estrategia participativa y finalmente la evaluación de los impactos ambientales que tiene el plan”, comentó Caro.

Un proyecto ejemplo para Centroamérica

Gilberto Chona, Coordinador Sectorial de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles del BID, reiteró que el Plan Maestro será una solución científica que abonará a tener un mapa de ruta para solventar el tema de las inundaciones que se dan tanto fuera de la ciudad, en los orígenes de los cauces, como en la ciudad donde son evidentes sus efectos.

“Este plan queremos que obviamente contribuya a mejorar las vidas de las personas habitantes del área metropolitana de Managua, pero que también sea un proyecto emblemático para Centroamérica. Queremos dar el ejemplo de cómo utilizar inteligentemente el balance entre la infraestructura gris y la infraestructura verde, crear no solamente espacios de manejo de agua sino espacios públicos verdes que también al mismo tiempo que manejan las inundaciones sirvan como espacios de encuentro, como ha sido lo que hemos visto con el desarrollo de toda el área alrededor del Lago (Xolotlán)”, puntualizó.

Se prevé que el estudio esté culminado en los primeros días del mes de septiembre.