McCounaghey muta de nuevo

Agencias
Por: Agencias
Monday 13 de March 2017
McCounaghey muta de nuevo

A Matthew McConaughey le ha dado últimamente por transformarse en sus personajes. Atrás queda el playboy de las comedias luciendo sonrisa fluorizada y cuerpo con músculos de gimnasio. Abracemos al Matthew calvo, extremadamente delgado o con sobrepeso, convencido de que, para ser tomado en serio, debe esconder su atractivo físico. «Estoy en un momento de mi carrera en el que no siento que tenga que volver al pasado. A veces hay más verdad en la impresión que causa el papel que representas que en el entendimiento de su personalidad. Las verdades no son las que cuenta la narración», explica el actor con esa verborrea sureña que le caracteriza.

Viviendo de las rentas del Oscar que ganó por «Dallas Buyers Club», McConaughey, de 47 años, regresa dando vida a Kenny Wells en «Gold», un hombre que disfruta con pasión de todos los placeres terrenales, incluido el oro. «Me inventé a Kenny de dentro hacia fuera. Una vez que entendí su personalidad, me preocupé de comer lo suficiente para dar forma a su aspecto exterior (bromea). Kenny es un tipo a quien le gusta la vida: comer, beber, fumar. Tiene un apetito insaciable, sin embargo, se burla de sí mismo», admite el actor.

McConaughey inventó un papel que en realidad es un estudio inspirado en David Walsh, el CEO de la compañía minera canadiense Bre-X. «Para crear el papel he mirado a mi propia vida, a mi padre, que era un vendedor del norte de Texas y pasaba su vida en el teléfono. Desde niño me dijo que debía ser un buen vendedor si quería triunfar en la vida, sin importar la profesión. Sí, es David Walsh, pero también es mi padre», reconoce. Acompañado en pantalla por el actor Edgar Ramírez, McConaughey se sometió a una estricta dieta de hamburguesas con queso para protagonizar «Gold», cinta donde también ejerce como productor. «Me gusta tener control de mi trabajo, y la única manera, sin ser el director, es produciendo la película. Quería controlar la interpretación, el guión... todos los aspectos necesarios para conseguir que una película sea un éxito. Como artista, lo que uno desea es que el público disfrute con el resultado. A veces, una película no tiene suerte y desaparece antes de tiempo pero, si es buena, los espectadores acabarán descubriéndola en otras plataformas y se alimentarán con ella», asegura McConaughey.