Nicaragua, seguridad y estabilidad, claves para la inversión

Por: Carlos Midence (Embajador de Nicaragua en España)
Sunday 21 de May 2017
Nicaragua, seguridad y estabilidad, claves para la inversión

Nicaragua, en la actualidad, es sinónimo de elementos positivos. Esto es medible en varios niveles de la realidad: empuje de lo socio-productivo, estabilidad, seguridad y mejoramiento de la vida de las familias. No es gratuito que, cuando firmas internacionales, realizan estudios que evalúan el bienestar, felicidad, recreación de los ciudadanos, Nicaragua se posiciona en los primeros lugares. Que hay problemas todavía, de eso se tiene plena consciencia, tanto que nuestra Vicepresidenta, Poeta Rosario Murillo, lo expresa de la siguiente manera: nos hace falta trabajar de muchas formas, con apremio y sin asperezas.

Los logros son evidentes, el camino está abierto y debe recorrerse sin asperezas, como dice la Poeta Rosario: debe transitarse bien, hilar fino, estructurar conforme, planificar de manera correcta como lo ha venido haciendo el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional. Utilizo términos como hilar, estructurar y planificar, en tanto brindan la idea de edificación, estructura, pues lo que se ha logrado en Nicaragua, es transformar la arquitectura socioeconómica, bajo los objetivos de erradicar la pobreza y las desigualdades.

El Gobierno, bajo la conducción del Presidente Daniel Ortega y su Vicepresidenta Poeta Rosario Murillo, ha acicateado en el pueblo, la capacidad de ir más allá. De ahí el éxito en la mayoría de los programas socio-productivos impulsados desde el 2007. También, han vivificado las formas de recreación de las familias. Managua, por ejemplo, ha recuperado, tanto su centro de actividad económica−comercial, así como cultural y esparcimiento familiar deportivo. Con esto tratamos de decir que, si hay un país en el que el bienestar, el progreso económico se mide también, por medio del bienestar espiritual de las personas, es Nicaragua. De forma paralela a la recuperación y sostenibilidad económica, se erige otra en la que las personas, no sólo se sienten seguras, sino que tienen espacios para compartir. Nicaragua, ha instituido en una suerte de política pública, la tranquilidad y de ahí: la alegría de su gente.

Ahora bien, si el vaivén de la economía internacional nos dice que las materias primas y los llamados commodities se han venido a la baja ¿cómo Nicaragua ha mantenido su crecimiento y esa justa re-distribución que ha permitido una inversión social envidiable, digna de reconocimiento a nivel internacional?

La audacia ha estribado en la diversificación, la pluralidad, el consenso, el caminar juntos, el trabajo duro, el acompañamiento y, desde luego en capitalizar y dimensionar las capacidades de cada sector, de cada persona. Cuando hablamos de diversificar en el campo económico, nos referimos al paulatino abandono del mono-cultivo y la introducción de la diversificación técnica y tecnológica que deviene del sector de las inversiones extranjeras. Nicaragua, tal como lo han establecido firmas reconocidas, es la nueva joya para invertir, para hacer negocio. Como garantía de esto se antepone la seguridad social, jurídica, la estabilidad sociopolítica, su solidez institucional y reputación internacional.

Por ello, para los días 22 y 23 de mayo estará en Madrid, su Ministro de Fomento, Industria y Comercio Orlando Solórzano, celebrando acuerdos de entendimiento y colaboración con la Secretaría de Estado de Comercio de España. Se reunirá con más de setenta empresarios e inversionistas convocados por ICEX España que están interesados en invertir en Nicaragua. El día 23, se reunirá con empresas como Iberia, para examinar las posibilidades de conectividad, así como con el grupo Azvi, entre otros. Esto, es parte de la clave para la bienandanza de Nicaragua, de ahí la pujanza de su economía y el bienestar de su ciudadanía.