Más de 20 latinos entran en la Academia de Hollywood

Por: El País
Friday 30 de June 2017
Más de 20 latinos entran en la Academia de Hollywood

No hace ni dos años, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood se propuso como meta la igualdad. Acababa de ser el saco de los golpes de una industria muy machista, muy vieja y muy blanca y quiso poner remedio. De ahí que la llamada clase del 2017, la nueva ola de profesionales que esta organización dedicada a la exaltación del séptimo arte acaba de aceptar como miembros, es la más diversa hasta la fecha. Además de la más numerosa.

En total 774 nuevos miembros, de más de cincuenta países, donde un 30% son negros y un 39%, mujeres. Hay de todo en esta nueva hornada con la que la Academia quiere cambiar el rostro de una asociación que muchos creían caduca y en poca consonancia con los tiempos de diversidad racial y de género que corren. Desde Gal Gadot,

la Wonder Woman del nuevo milenio, a la blancura de Jon Hamm, el hombre soñado; del isleño Dwayne Johnson a la negrura perfecta de Debbie Allen pasando por la mezcla hispana en las venas de Viggo Mortensen; de la juventud de Elle Fanning a la veteranía de Betty White. La Academia ha querido albergar a toda la variedad existente entre sus profesionales encontrando incluso un hueco para Lou Ferrigno, el hombre que puso de moda el color verde de The Hulk antes de que Mark Ruffalo adaptara este verdoso personaje al cine

Además de variada la lista es larga. Tom Ford, Monica Bellucci, superhéroes como Chris Evans, Chris Hemsworth o Chris Pratt. Nuevos miembros de sagas galácticas como Adam Driver, Riz Ahmed o Zachary Quinto. Musas hechas actrices como Kristen Stewart, Shailene Woodley o Sienna Miller y otras más divertidas como Anna Faris o Amy Phoehler, entre otros.

En total casi un centenar más de nuevos miembros que el año pasado, cuando la Academia aceptó a 683 profesionales. Y entre 500 y 600 más de los que aceptaba años antes. Una nueva hornada de miembros que sitúa a la organización en unos 7.500 integrantes (la Academia nunca proporciona la lista completa de miembros). Un gran aumento desde los 293 que fundaron esta organización hace 90 años.

Como indicó la organización con orgullo, la clase del 2017 incluye miembros de 57 países y con edades comprendidas entre los 19 años de Fanning a los 95 de White. Como señala la revista The Wrap en su entrevista con la actual presidenta, Cheryl Boone Isaacs, la Academia alcanza este año la meta de multiplicar por dos el número de negros entre sus miembros que se había puesto para el 2020.

Una promesa que hicieron tras el escarnio vivido hace dos años cuando no hubo un solo candidato negro entre las categorías de interpretación lo que motivó el eslogan #Oscarsmuyblancos. “La meta la pusimos para medir los avances pero lo importante es la inclusión”, señaló la presidenta a la revista.

De esta ola de inclusión también se han beneficiado los profesionales “en español”. Desde Mortensen a Elena Anaya pasando por Daniel Brühl, Edgar Ramírez, Paz Vega o Rodrigo Santoro son entre otros los que se han hecho hueco en la rama de los actores. Pero son más los admitidos en muchas otras disciplinas, desde fotografía (José Luis Alcaine, Affonso Beato, Kiko de la Rica o Ernesto Pardo) al diseñador Antxón Gómez a los directores Adolfo Aristarain, Patricia Cardoso, Alejandro Jodorowsky, Hector Olivera, Arturo Ripstein o Pablo Trapero. Y hay más. Entre los productores por fin ocupan su lugar Frida Torresblanco y Bertha Navarro, ninguneadas durante años pese a estar detrás de la coproducción española mexicana candidata al Oscar El laberinto del fauno. Mientras, para el cortometrajista Juanjo Giménez ha sido llegar y besar el santo, candidato con Time Code este mismo año y ahora ya, miembro de la Academia.

Por supuesto que en toda lista ni están todos los que son ni son todos los que están. La inclusión de actores como Ferrigno o Terry Crews, otro hombre fuerte de la pantalla más conocido en EEUU por sus anuncios de desodorante, ha motivado alguna que otra sonrisa.

Eso además de la invitación a otros actores como Tom Felton o Ruppert Grint que hay quien no considera merecedores de este honor más allá de por el hecho de que el fenómeno Harry Potter, del que forman parte, acaba de cumplir 20 años.

Una larga lista que hace sentir que es más fácil pertenecer al coto cerrado que era la Academia que entrar en EEUU. Así lo comprobó este año el realizador iraní Asghar Farhadi, académico al que la nueva política migratoria de Donald Trump,negó el visado hasta para recoger su segundo Oscar.