Muere la actriz italiana Elsa Martinelli a los 82 años

Agencias
Por: Agencias
Sunday 9 de July 2017
Muere la actriz italiana Elsa Martinelli a los 82 años

La actriz italiana Elsa Martinelli murió este sábado en su domicilio de Roma a los 82 años de edad, anunció la prensa italiana citando a fuentes cercanas a su familia. Martinelli fue una de las divas más elegnates del cine italiano, y de más corta carrera: actuó, salvo algún trabajo posterior esporádico, entre 1953 y 1970. Solo 17 años para alguien que incluso tuvo una lustrosa carrera internacional.

Nacida en 1935 en Grosseto, en la Toscana, séptima hija de una humilde familia de ocho hermanos, esta mujer bella y esbelta -medía ademas 1,76 metros, algo inusual- fue primero modelo, a la que descubrió el estilista Roberto Capucci. Gracias a esa primera carrera, se mudó a Roma, pudo mantener a su familia, y gracias a unas fotos en la revista Life, el actor estadounidense Kirk Douglas la contrató para su western Pacto de honor (The Indian Fighter, 1955). En realidad, ya había debutado en el cine un par de años antes, en Se vincessi cento milioni, de Carlo Campogalliani y Carlo Moscovini.

Desde entonces trabajó en unas 60 películas, algunas de ellas junto a los más grandes creadores, bien europeos bien estadounidenses que rodaban en Europa, desde Orson Welles en El proceso (The Trial, 1962) hasta Roger Vadim en Sangre y rosas (Et mourir de plaisir, 1960). En 1956 ganó el Oso de Plata de la Berlinale a la mejor actriz por su trabajo en Donatella, de Mario Monicelli.

Martinelli marcó el cine de una época por su elegante belleza, explotada tanto en Italia como en el extranjero en películas a menudo menores, pero también por su capacidad para dar vida a personajes complejos en producciones más ambiciosas. Y de ahí su carrera internacional, con títulos como ¡Hatari!, junto a John Wayne (Howard Hawks la vio en Pacto de honor y decidió contratarla), Hotel Internacional, con Richard Burton y Elizabeth Taylor, o El millón de Madigan, junto a Dustin Hoffman. De sus trabajos italianos destacan como Un amore a Roma (1960), de Dino Risi, o La víctima número diez, de Elio Petri (1965), con Marcelo Mastroianni.

Y poco más, porque a partir de 1970 solo trabajó en cine y televisión de manera esporádica. En 1957 se casó con el conde Franco Mancinelli, con quien tuvo una hija, antes de unirse en un segundo matrimonio en 1968 con el fotógrafo Willy Rizzo. Reconvertida en presencia habitual en el mundo de la jet set, grabó un disco y por ello llegó a presentar en 1971 el Festival de San Remo de la canción. En 1995 publicó su autobiografía, Sono come sono. Dalla dolce vita e ritorno.