La casa de los pertrechos festivos

Por: ACAN-EFE
Friday 1 de December 2017
La casa de los pertrechos festivos

En la casa de la familia Núñez la pólvora, las varillas, mechas y las yardas de papel de forro café se aprecian en cada rincón. Se trata de la fabrica “El Redentor”, ubicada en el barrio Las Piedras, de Rivas.

Proveen con distintos productos a los tramos de pólvora y a personas particulares, que se van consiguiendo con la conjugación de los mismos materiales, según explica Eduardo Núñez.

“Si hablamos de la pólvora de golpe, llevás la combinación de aluminio, de potasio y azufre, hacés tu mezcla, gradual, tenés que hacer la química de cuánto tenés que elaborar. Está la polidora de suspensión de mortero, tenés la combinación clorato de potasio, azufre y carbón”, explica emocionado por compartir el conocimiento técnico que él aplica con total normalidad.

polvora

Nació en un hogar donde era tradición confeccionar juegos pirotécnicos artesanales. Sin embargo, comenta que las mezclas químicas son importadas y compradas en Masaya, de un proveedor que debe portar licencia de la Policía Nacional.

Somos una familia que ha mantenido (la tradición) de generación en generación. Primero fueron mis abuelos, después mis papás, después mi hermana, al morir ellos lo asumió mi hermana y ya tiene más de 19 años así sucesivamente, vamos a ver quién lo mira ahora”,comenta.

La mayor carga de trabajo representa los cohetes y las cargas cerradas, que son las mayormente demandadas por los compradores. “Desde la persona más humilde hasta la persona más pudiente es lo que te encarga”.

polvora

Asegura que si durante todo el año se vende el producto, para la temporada de diciembre se tienen que preparar desde varios meses, incluso hasta con medio año de anticipación.

“Si te estás preparando hasta la hora de la hora, en noviembre estamos mal”, afirma.

La que dirige el taller es Lorena Núñez. La llegada de estas fechas para ella representa una temporada única pero también de mucho trabajo.

polvora

“Esperamos buenas ventas, buenas perspectivas, más de que nosotros trabajamos con la misma clientela. Mucho vienen grupos a apartar. Sobre todo los gringos que vienen de la zona costera, tienen su celebración. Ellos vienen a comprar bastante”, asegura.

La matriarca de la familia comenta que la fábrica es legal y completamente organizada. Cuentan con medidas de seguridad orientadas por los bomberos como agua y arena.

En este sitio, mitad taller y mitad vivienda, se van fabricando y despechando los morteros que pasaron de ser un símbolo de resistencia combativas en ciudades como León, Masaya y Rivas, se usan solo para festejar y expresar el desborde de alegría del pueblo, sobre todo.

polvora

polvora

polvora