El fervor mariano une a los nicaragüenses

Por: Nohemy Sandino
Thursday 7 de December 2017
El fervor mariano une a los nicaragüenses

Diciembre, simboliza alegría, religiosidad, fiestas, pero sobre todo unidad. Una de esas celebraciones que reúne a las familias nicaragüenses es la tradicional Gritería que se realiza en Nicaragua cada 7 de diciembre en honor a la Inmaculada Concepción de María.

El Cardenal Leopoldo José Brenes, recordó que desde el 28 de noviembre toda Nicaragua y en especial todos los hogares, están llenos de gozo y alegría preparándose con el novenario, para la celebración de la gritería y la celebración solemne de la Inmaculada Concepción de María.

“Me llama la atención cómo muchos hogares celebraron el novenario a la Inmaculada Concepción, lo que evidencia que cada día crece más el fervor mariano, dejando claro que la purísima no es una celebración parroquial sino familiar”, afirmó.

Brenes dijo que es una alegría ver que el fervor mariano crece cada día más “y vemos cómo los jóvenes se van involucrando, gracias a que los adultos y personas de la tercera edad, están transmitiendo esta tradición a las nuevas generaciones”.

Alrededor de María está la familia

Apuntó que el Papa Francisco hizo un llamado de consolidar y fortalecer la familia.

“Es interesante ver como esta celebración une a las familias, vemos a la familia que viven en otros países que llega a Nicaragua para ayudar en el arreglo del altar o la entrega de la gorra”.

En ese sentido comentó que las familias van de corazón y fe hacer el recorrido en los Altares en la Avenida de Bolívar a Chávez, como parte de una peregrinación.

Resaltó que esta celebración se realiza en los trabajos, escuelas o mercados, fomentando el amor a la Madre de Dios.

Arreglos tradicionales en los altares

El párroco de San Judas, Julio Arana, afirmó que un detalle que no puede faltar en los arreglos de los altares en honor a la Inmaculada Concepción de María es la flor de madroño.

“Uno cuando siente el aroma del madroño piensa inmediatamente en la purísima; es una flor que no debe faltar en los altares del 7 de diciembre, otro aspecto son los colores y luces que dan vida al arreglo, expresando la alegría y belleza espiritual”.

El párroco de San Judas, expresó que las actividades que realiza el Buen Gobierno promueven esta celebración mariana. “Es bonito ver el concurso de altares que promueve la Alcaldía de Managua, tomando en cuenta que los participantes reciben catequesis mariana sobre el dogma, la inmaculada concepción y porque María es intercesora nuestra”, señaló.

Arana dijo que es importante que el altar manifieste una catequesis, que simbolice la belleza, la humildad, la mansedumbre, y la oración.

Otro detalle que no puede faltar es el incienso que manifiesta la oración que sube de la tierra hacia el cielo.

Sobre la decoración de los altares, dijo que en la Basílica de El Viejo han adornado el altar con el pito, la maraca y matraca, entre otros productos tradicionales elaboradas por nuestros artesanos”.

Amor a la virgen 

Por su parte, el Párroco de la Iglesia La MercedAntonio Castro, dijo que los arreglos que van desde las cortinas, las flores, las luces y adornos, son reflejo del amor que tiene cada persona, cada familia y cada institución a la virgen.

“Hay familias que durante todo el año pasan ahorrando para preparar esta fiesta tan importante, como es la celebración en homenaje a nuestra madre santísima”, refirió.

Destacó que las embajadas del país acreditadas en cualquier lugar del mundo también están celebrando a la Inmaculada Concepción de María con la misma alegría, fe y entusiasmo, “pidiéndole a la virgen su protección, ternura y bendición, para que tengamos paz, progreso y unidad como pueblo y nación”.

Esta celebración es una fiesta que nos une a todos, a unos nos une físicamente, porque muchos viven fuera del país, a otros espiritualmente”, señaló.