Minsa inspecciona calidad de productos lácteos que oferta el mercado Iván Montenegro

Pedro Ortega Ramírez
Tuesday 2 de January 2018
Minsa inspecciona calidad de productos lácteos que oferta el mercado Iván Montenegro

Garantizar que la población consuma productos higienizados y con la mayor calidad posible, es el objetivo de inspectores del Ministerio de Salud, que este martes evaluaron los quesos y demás productos lácteos que son comercializados en el mercado Iván Montenegro de Managua.

El equipo sanitario en coordinación con las autoridades de la Corporación de Mercados Municipales de Managua (COMMEMA) y la Policía Nacional, inspeccionaron la calidad e inocuidad de los productos con diversas pruebas fitosanitarias, para detectar alguna posible adulteración que ponga en riesgo la salud de la población.

"Lo que estamos haciendo es para evitar las adulteraciones en los lácteos, las cremas. Lo que hacemos es verificar la calidad del queso y la crema que se vende en los mercados", dijo la doctora Xochilt Fonseca, directora del centro de salud de Villa Libertad.

Cuando las cremas traen carbohidratos se le pone una gota de yodo y con eso comprobamos si está adulterado. Si la crema se pone negra con una gotita de yodo o la cuajadita se pone de igual color, entonces nos dice que es un producto adulterado que no puede ser consumido por la población”, explicó el inspector Roger Segovia.

Este tipo de inspecciones se realizan al menos tres veces al mes, se hacen de manera aleatoria en horas de la madrugada, antes que el producto sea ofertado a la población.

Cuando se encuentra un producto adulterado es decomisado y se le recuerda al comerciante lo que establece la Ley General de Salud Número 423 y su reglamento.

Nuestro objetivo fundamental es garantizar las condiciones higiénicos sanitarias de este producto. Estamos trabajando en coordinación con el Minsa, porque tanto COMMEMA como el Ministerio de Salud debemos garantizar que la población que viene adquirir los productos lácteos, se lleven un producto inocuo y de calidad”, mencionó el inspector.

En la inspección de este martes, se comprobó adulteración en más de 100 libras de crema que vendía la comerciante Margarita Oporta, quién no pudo identificar al productor que le suministró el producto.

Yo le compro a varios productores, ahorita no recuerdo el nombre del productor que me vendió esta crema”, dijo Oporta.

Harold Alemán, productor de la Cruz de Río Grande de Matagalpa, aplaudió que las autoridades inspeccionen la calidad del producto, porque eso obliga a todos los productores a mejorar sus sistemas de producción, a fin de entregar un queso o cremas sin elementos que dañen a la salud de los consumidores.